Los blancos de La Cuba de Baco

    Seguimos presentando los vinos de la bodega de La Cuba de Baco, tienda online de vinos. Esta vez ponemos el acento en los blancos. El desarrollo de estos vinos ha conseguido que se puedan disfrutar productos muy diferentes dentro de este tipo caldos.

    Nosotros hemos procurado ofrecer una variedad amplia. Los tipos de uvas utilizados en la elaboración de los blancos que les ofrecemos dentro de nuestra bodega son los siguientes: viura (macabeo), chardonnay, sauvignon blanc e, incluso, moscatel.  Evidentemente, el resultado final de cada uno de estos vinos depende del tipo de uvas  y de su proceso de elaboración.

    Creemos que una buena forma de ordenar este producto es por el grado de dulzor que tienen cada uno de ellos en el potgusto final. No obstante, esto no debe llevar a confusión. Todos estos vinos son blancos y no dulces, solo que dentro de estos algunos van a ser más dulces, si quieren con más protagonismo frutal,  y otros más secos.

    Dentro de la categoría de los que tienen un postgusto más frutal debemos hablar primero del Inurrieta Orquídea, conseguido desde la uva sauvignon blanc. Es un vino muy llamativo desde el primer momento. Ya el olor, intenso en frutas, predispone a un sabor en el que se va a mezclar piña, fruta de la pasión, pomelo y boj. No obstante, esta explosión de sabores no se hace pesada, no carga, y mantiene un frescor y suavidad en boca muy agradable. El vino Jabalí Viura & Chardonnay también destaca por un final dulce-frutal. Este vino, compartiendo con el Inurrieta Orquídea esta característica, tiene particularidades propias. A ese sabor de fruta persistente se le añaden toques cítricos que le aportan personalidad. El Esencia, por terminar con este tipo de blancos, quizás sea el más dulce de todos, el toque de moscatel que lleva en su coupage  con la uva viura lo acaba caracterizando. Además tiene otra peculiaridad, es un vino bajo en alcohol, 5,5 º. Resulta muy aconsejable para tapas donde se quiere jugar con sabores agridulces, prueben la sugerencia.

    En una posición intermedia entre lo dulce y los seco vamos a colocar al Val de Paniza Blanco. Consigue ese postgusto al utilizar en su coupage al 50% la uva viura con la chardonnay. Con 86 puntos en la Guía Peñín y con una valoración de 5 estrellas en la relación calidad-precio, se convierte en un vino muy interesante para ser adquirido.

    Los blancos elaborados a partir de solo chardonnay representan los vinos más secos de nuestra bodega. Sin embargo, hay que diferenciar dos tipos dentro de éstos: los más jóvenes y los fermentados en barrica. Los primeros, como son el caso de Castillo Monjardín El Cerezo Chardonnay 2013, el DorondonPago de Cirsus Chardonnay 2013, siguen manteniendo el frescor y la juventud de la uva del año. Esto hace que, aunque más secos, tengan un equilibro entre lo seco y lo frutal que casi nos obliga a incluirlos en la misma categoría del Val de Paniza antes explicado. No obstante, al ser monovarietales de chardonnay, el resultado final, aun con esa semejanza, es muy diferente. Merece la pena que los prueben y opinen.

    Por último, los fermentados en barrica, son los más secos y los más complejos. El Pago de Cirsus Chardonnay Fermentado en Barrica con 90 puntos en la Guía Peñín y con los recientes premios Medalla de Plata Mundus Vini 2013, Cofradía del Vino 2013 y el Zarcillo de Oro 2013 lo convierten en un producto muy atractivo ya sea para regalar o para disfrutar como único vino de una  comida o cena que usted quiera hacer especial. En esta línea, el Castillo Monjardín Chardonnay 2010 Fermentado Barrica quizás represente, en este tipo de vinos, la mejor relación calidad-precio que se puede ofrecer. Una valoración en la Guía Peñín de 93 puntos y los innumerables premios que atesora, lo elevan al olimpo de los vinos blancos. Regálelo, bébalo solo, en una comida o cena especial, busque la mejor ocasión para tomarlo, pero no deje de probar este soberbio vino navarro.

    Finalmente, que toda esta variedad de blancos no nos confundan. Todos, hasta los más complejos, comparten el gran atractivo de estos caldos, su frescor, su sabor refrescante. Nosotros, todos aconsejamos beberlos muy fríos. Aprovechen sus diferencias para maridarlos con diferentes comidas y en diferentes momentos, pero no olviden su alma. Con la llegada de la primavera y el verano, se convierten en una elección perfecta para disfrutarlos de la manera que más les apetezca.

    Insistimos, entren, ojeen, analicen, lean, comparen y compren vinos en nuestra bodega de La Cuba de Baco. Estamos seguros de que van a descubrir vinos fabulosos. Estaremos encantados de servírselos en su casa y nos encantaría que formasen parte de alguno de sus momentos más agradables de los próximos días.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario