Pepino con anchoas y Castillo de Monjardín Blanco El Cerezo Chardonnay 2013

    Por fin ha llegado el verano. Desde la tienda de vinos La Cuba de Baco, en la que pueden comprar vinos online de Navarra y de Aragón, les vamos a sugerir una serie de tapas que pensamos que pueden encajar de manera perfecta en estos meses de piscina, playa, calor y ocio. Para ello les vamos a proponer combinaciones de alimentos no muy calóricos pero sabrosos y apetitosos. Como siempre les ofreceremos con la tapa un maridaje con un vino de nuestra tienda online de vinos para conseguir una experiencia completa.

    La tapa para hoy es muy sencilla de elaborar. Sólo se necesitan estos ingredientes: un pepino, una lata de anchoas de la marca que más les guste, vinagre, sal y aceite de oliva virgen. La elaboración es muy sencilla. Aproximadamente una hora antes de montarla y comerla, deben preparar el pepino. Para ello, cojan un buen cuchillo y pelen el pepino. Una vez pelado, corten el mismo en láminas transversales, consiguiendo una especie de suelas de pepino. Dependiendo de la largura del mismo, pueden cortar cada una de las suelas en trozos más pequeños. La idea es conseguir una base sobre la que se apoyarán las anchoas. Por tanto, con una largura aproximada de tres dedos por base será suficiente. Como pueden ver, de un pepino pueden sacar muchas bases para tapas. Hagan las que deseen, según los comensales y las necesidades. El pepino que sobre siempre se podrá utilizar en otra ocasión para lo que prefieran, una ensalada, otra tipo de tapa que también utilice este producto…

    Una vez conseguidas las suelas base para las tapas, cojan un bol. Pongan las bases de pepino dentro, sálenlas al gusto y añadan vinagre hasta que el pepino quede cubierto. Métanlas en la nevera y déjenlas macerar una hora aproximadamente. Pasado este tiempo, sáquenlas de la nevera, échenlas en un escurridor y laven el pepino. De esta manera habrán conseguido que el pepino haya adquirido el sabor de vinagre pero no habrá un exceso del mismo, solo un aporte que da un punto perfecto a la mezcla.

      Ahora solo queda añadir las anchoas. Abran la lata y laven el exceso de sal que suele haber en el producto. Coloquen dos o tres anchoas sobre el pepino, dependiendo del tamaño y del gusto de ustedes. Sujeten las anchoas al pepino con un palillo, así conseguirán que se coja la tapa con comodidad y una presentación perfecta. Añadan a la combinación una gota de aceite de oliva virgen por tapa, esto ayuda a realzar el sabor. Y ya está, a comer.

    Para maridarlo le aconsejamos un gran vino de D. O. Navarra, el Castillo de Monjardín El Cerezo Blanco Chardonnay 2013. Este año ha recibido el Bacchus de plata 2014 para la categoría de Vinos Blancos Tranquilos. Bébanlo muy frío y conseguirán que sus notas tropicales, que finalmente se tornan cítricas, les aporte un frescor y un sabor final excelente  para una combinación perfecta y sencilla.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario